Crónica

12

Durante los días 19, 20 y 21 de noviembre se desarrolló, en las instalaciones del Instituto de Perfeccionamiento y Educación Superior (IPES), el seminario – taller denominado “El Derecho de la Participación en la Formación en Educación: realidades, herramientas y debates”. La actividad fue co-organizada por el Consejo de Formación en Educación (CFE) y el Proyecto Central de Codicen “Promoción de la Convivencia Saludable”.

Los destinatarios del evento fueron estudiantes de formación docente y docentes orientadores educacionales (DOE). En términos cuantitativos, la convocatoria logró reunir cerca de 130 asistentes provenientes de diferentes puntos del país.

Como objetivos centrales de trabajo se plantearon “promover instancias de discusión académica con expertos nacionales y extranjeros” y “propiciar intercambios de experiencias entre los asistentes que permitan desarrollar reflexiones a nivel colectivo”.

Conferencias

Desde Argentina participaron las investigadoras Lucía Litichever y Andrea Kaplan, quiénes presidieron las conferencias centrales los dos primeros días.

3

Litichever, Licenciada en Ciencias de la Educación (UBA) y Magíster en Ciencias Sociales con opción en Educación (FLACSO), ha desarrollado sus investigaciones en torno a la participación juvenil y las desigualdades sociales.

Kaplan, Comunicadora Social (UBA) y especialista en Políticas y Planificación Comunicativa, es Directora Ejecutiva de Fundación Sociedades Complejas. También ha sido productora radial y editora de publicaciones, como por ejemplo, Ediciones Novedades Educativas y Noveduc Libros.

Por su parte, la referente académica del Proyecto Convivencia Saludable, Dra. Nilia Viscardi, expuso los fundamentos del mismo. Además, junto con el coordinador de gestión, Mtro. Nicolás Alonso, expusieron algunos resultados del “Primer Censo de Convivencia y Participación 2012”, que tiene como característica más relevante el haber involucrado a todos los subsistemas de la ANEP.

Las licenciadas Carmen Rodríguez y Carla Conteri, autoras de la publicación “En Palabras de los Estudiantes” (UNICEF, 2012) expusieron algunos de los tópicos del libro.

Sobre el cierre del seminario, dos integrantes del equipo Convivencia, Perla Etchevarren y Verónica Habiaga, explicaron los desafíos y productos generados en el denominado “Proyecto Con-Parte”, el cual busca fomentar la expresión de los estudiantes a fin de participar con mayor compromiso en el establecimiento de acuerdos de convivencia. Por su parte, desde el ámbito de la extensión universitaria, Leonel Rivero y Alfonso Gallo detallaron la experiencia desarrollada en el liceo nº 50, ubicado en el barrio Casabó.

Talleres

16

Por las tardes se realizaron talleres que buscaron fomentar la participación de los asistentes en la reflexión sobre determinadas temáticas. El primero tuvo como eje articulador “Autoridad Escolar y Participación”. El pedido de herramientas por parte de los docentes y la reflexión colectiva permitieron conjugar ambas dimensiones de la cuestión.

Por su parte, el segundo taller refirió a “Familia, Comunidad y Participación”. Se puso hincapié en el papel de los medios de comunicación. Por ejemplo en cómo se maneja la información periodística sobre un hecho de violencia en un centro donde al mismo tiempo se promueven actividades específicas sobre la convivencia. Alguna frases de las que quedaron resonando en este taller: “… la comunicación es un proceso social de producción de sentido…” o ” … el conflicto no puede ser el obstáculo…”.

Relatoría

Carmen Rodríguez hizo la relatoría del seminario. Algunos de los principales conceptos sistematizados fueron:

  • Apenas empezado el seminario, un sentido se hizo sentir: el lugar de los docentes, la posición de los docentes y educadores en los tiempos actuales. Y ahí habían distintas voces: algunas decían “nos piden que incluyamos pero no nos dan las herramientas” y otros como en un contrapunto decían “no nos pueden dar todo, nosotros tenemos nuestra parte en la construcción de esas herramientas”. No hay un poco de verdad en cada parte? ¿la formación no se trata precisamente de eso, de construir unas herramientas que nos permitan operar sobre la realidad? ¿No es cierto que esas herramientas solo pueden ser producto de un proceso que no es sin el involucramiento, el pensamiento y la posición activa de quién se forma?
  • Las cosas ocurren a veces en muchos lados a la vez, como cosas minúsculas, y basta que alguien las enuncie para que otros digan: nosotros también lo hacemos, nosotros hacemos algo parecido. Eso no le quita ni le da a la cosa su cualidad de novedad. Sino que lo que caracteriza una novedad, es la capacidad de tener un gesto distinto, de interrumpir la repetición automática de una regla, o de lo siempre, para ensayar algo nuevo. Y si eso se hace en más de un lado, señal que algo de lo nuevo puede empezar lenta y sostenidamente a instituirse.

Cerró su intervención con una valoración: “en suma el seminario parece que le hizo honor al origen de la palabra en tanto semillero. Seminario viene del latín seminarius, compuesto por semen o semilla, y arium: lugar para que las cosas vivan y se desarrollen”.